the last day

tenía esta entrada guardada como borrador, esperando no escribir nada en ella nunca, o algo así.

-lo escrito hasta aquí tiene fecha del 30 de noviembre del 2016 a las 23:37, y apenas he decidido hoy, 19 de marzo de 2017, seguir la entrada-

pero heme aquí, escribiendo palabras que realmente no están en mi cabeza, las estoy rebuscando; no salen, o no quieren salir. tienen miedo, como yo. sólo soy capaz de recordar momentos que comparados con mi situación actual parecen un cuento de hadas. ¿cómo era tan feliz? ¿tan despreocupado? podía comer, vomitar, cortarme y llorar y al día siguiente actuar como si nada hubiera pasado. ahora mismo cualquiera de esas cosas me hace recaer y pasar por un estado sombrío que dura días. no puedo discernir qué es lo que falta, o lo que sobra, o lo que coño sea.

he estado pensando de nuevo en irme. irme. no sé cuántos intentos de suicidio llevo, pero ninguno funciona.

irme… qué raro suena. es como decir que me iré a cualquier parte, pero con la diferencia de que no volveré nunca, ni aunque quisiera. irse a un destino incierto y posiblemente sombrío, tanto como lo es mi vida ahora. quizá más.

mi cabeza va a explotar.

he vuelto a leer lo que escribí hace meses, y otras cosas que escribí hace años. me sorprende leer cosas como, y cito textualmente: “Pertenecía –y me asquea admitirlo– al grupo de personas con un pozo poco profundo en su interior. Pero la gente, tarde o temprano, cambia. Irremediablemente.” Me rectifico ahora, 4 meses más tarde, las personas no cambian.

De hecho, citando a Anna Varney y usando una parte de una entrevista:

la gente no cambia. Sólo nos convertimos en más de lo que ya somos.”

digo que me sorprende, porque Anna tiene toda la razón, y me di cuenta por mis medios hace unos días. pienso igual que hace unos años, exactamente igual respecto a los demás, respecto a mí mismo, sólo que quizá en menor medida en algunas cosas. pero la base es la misma. los años pasan, pero mi cabeza sigue estancada. mi cuerpo, mi mentalidad, mi personalidad.

y el mismo puto pensamiento que me carcome la cabeza sigue ahí, no se ha ido. ni de coña. el impulso suicida, por fin, forma parte de mi vida.

Leave your vote

1 point
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hey there!

Sign in

Forgot password?

Don't have an account? Register

Close
of

    Processing files…