last chance

personalmente, en mi temprana edad no pensé mucho en mi futuro, en la vida; no fui filosófico. y no creo que muchos niños lo hayan sido. pero al crecer, mi mente se puso por encima de las demás y empecé a divagar sobre la vida. sobre el sentido de ésta.

y últimamente, mucho tiempo después de aquello y tras sufrir tanto, me di un ultimátum a mí mismo. estos días he estado demasiado mal, y me dije: “si esto no funciona, no seguiré adelante.”

siguiendo esta tétrica propuesta, me queda un mes de vida. dos, a lo mucho.

no sé qué pasará, no sé qué haré, y no sé qué sentiré. sólo sé que, esta vez, no pospondré nada más.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *