i’m going to kill [them all] me

me siento raro, sin ningún rumbo en mi vida. como si estuviera esperando algo, a mí mismo, quizá. a que haga algo que todavía no sé qué es.

llevaba tiempo sin escribir por aquí, y pido perdón por ello. ya no suelo escribir tanto como antes, no siento esas ganas de plasmar mis pensamientos en algo que se pueda leer, de hacer que algunas personas se sientan identificadas con cada cicatriz que exponga. todo me empieza a dar igual.

me he estado dejando llevar las últimas semanas por mi apetito y, bueno, por lo que me apetezca en el momento. también destacar que me siento mal. la razón es un tanto típica: la figura que me gustaba adornada con frágiles huesos era la imagen perfecta para cada mañana, y ya no está.

todavía sigo recordando el momento previo a mi último intento de suicidio. tenía sujeta la caja de pastillas, preguntándome si de verdad lo iba a hacer; si de verdad ese era el final tan deseado.

estaba sólo a un paso de acabar, y con el pulso acelerado ya había tragado la primera pastilla: ya no había vuelta atrás.

seguí tomándolas de una en una, metiendo un sorbo de cerveza (no tenía nada más con alcohol a mano) para cada una. a partir de eso no recuerdo mucho más, sólo que salí de mi cuarto y esperé. a nada, que yo recuerde. cogí mi móvil y escribí (tampoco recuerdo eso, pero lo hice) cosas incoherentes a algunos contactos: entre ellos mi novia y mi madre.

cabe resaltar que, esa novia que menciono, me dejó al día siguiente de lo ocurrido.

antes me sentía mal al recordar esto. ahora no siento nada.

nada.

nada.

nada.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *