a monster is crying

Me duele mucho la cabeza, no tengo sueño pero estoy cansado. Siento que estoy cansado de simplemente mantener los ojos abiertos, de seguir respirando. Detendría mi corazón a voluntad si pudiera, pero creo que ya lo ha detenido otra persona. Vivo muriendo, respiro ahogándome y lloro sonriendo. Raro, ¿no? Mi vida es una mezcla de todo eso, y de dolor, sangre y desesperanza. Es irónico, porque una vez anhelé esto; estar a punto de suicidarme. Quizá exista el destino. Y quizá tenga un retorcido sentido del humor.

El simple tic tac del reloj me tortura. El tiempo pasa. Cada segundo se pierde en el vacío de mi mente, de mi vida, y no sé qué hacer para salir de esto. Cada minuto se amontona encima de mí, mostrándome el pasado y haciéndome sentir de nuevo; haciéndome sentir aquellas cosas que estuvieron a punto de matarme.

Y es que, es curioso cómo mi cabeza es capaz de recordarme cosas, demasiadas, y que todas ellas parecieran tener el único fin de hacerme dar un paso más en el vacío de la locura. Odio esto. Me odio.

Escondo mi cara entre mis frías manos sin darme cuenta al sentir cómo un recuerdo trata de hacerme daño, como tratando de evadirme de la realidad. Querer, por arte de magia, desaparecer y no volver nunca más.

Yo, el 30 de enero de 2017, 1:42 am.

He vuelto a esto, a pensar y pensar. Volver a consumirme en mi propia [¿depresión?]. Vuelvo a sentir que he vivido todo lo que tenía que vivir. Vuelvo a debatir cada día conmigo mismo. Porque sí, cada puto día es un debate existencial. El silencio vuelve a abrumarme, y ya no sé qué hacer para que se calle. Siento que lo extraño todo, que extraño cómo era todo antes. O quizá es que no quiero estar solo. O que quiero mucho a esa persona que me convence de que no soy raro. O simplemente he vuelto a sentir la necesidad de morir. Ya no sé qué me pasa. Se supone que estoy siguiendo adelante, siguiendo con mi vida, pero no paro de pensar. No paro de recordar lo que no tengo que recordar, y de volver a sentir lo que no tengo que sentir. Parece que estoy muriendo cada día sin que me de cuenta, y siento que el fantasma de ese dolor del pasado vuelve a mí.

Quiere cobrar lo que en ese momento no pudo: matarme.

Tengo miedo.

Porque quizá esta vez lo consiga.

Las imágenes de lo que una vez pasó salen del pozo de pesadillas que llamo cabeza, y todo parece jodidamente irónico ahora: entregué algo que me quitaron, y ahora espero algo que no llegará. Creo que pensar tanto me está apartando de la realidad, que sólo estoy imaginando y que he dejado de sentir. O quizá nunca he llegado a sentir. Quizá simplemente me he limitado a imaginar los sentimientos y a actuar acorde a ellos, a como creo que deben de ser.

No sé nada. Esta entrada está totalmente desordenada, y lo siento por eso. Tan desordenada como mi cabeza.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

2 comments for “a monster is crying

  1. 12 mayo, 2017 at 1:35 AM

    hola yo tmb me siento asi es horrible , es como si alguien me entendiera ….

    • Someone
      24 mayo, 2017 at 9:41 AM

      Me alegro de que haya alguien, aunque sea yo a distancia mediante mis palabras, con el que puedas identificarte. A veces creemos que estamos solos, pero siempre hay alguien para nosotros con nuestros mismos pensamientos, aunque esa persona ni siquiera sepa de tu existencia. Es un poco triste, pero peor sería que no hubiera nadie, ¿no?

      Vuelve cuando quieras, intentaré escribir más a menudo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hey there!

Sign in

Forgot password?

Don't have an account? Register

Close
of

    Processing files…